Balneario de Agua Hedionda

El Balneario de Agua Hedionda es un balneario de manantial mineral ubicado en la ciudad de Cuautla, en el estado de Morelos, México, a unas 60 millas (97 km) al sur de la Ciudad de México. Agua Hedionda significa en español "Agua que huele mal", y es también el nombre del barrio residencial alrededor del balneario, con aproximadamente 10.000 habitantes. El nombre probablemente se debió al azufre en el agua.

Iglesia y Ex Convento de Santo Domingo

Fundada por los frailes de Santo Domingo, marca una parte importante de la historia local ya que desde aquí se comenzó con la evangelización de la zona. Una de las once iglesias que forman parte de la Ruta de los Conventos, se distingue porque contiene arte indígena y español. Cuando la visites encontrarás una capilla abierta, el templo con su patio central, el atrio y, al centro de éste, una cruz atrial.

Casa Museo Emiliano Zapata

Aquí nació Emiliano Zapata el 8 de agosto de 1879. Originalmente una pequeña casa con muros de adobe y techos de palma, ahora sólo quedan las ruinas de aquella construcción. Sin embargo, se rescató lo que se pudo y se construyó un espacio de desarrollo cultural. Cuenta con un museo con elementos de la Época Prehispánica, las haciendas de la región y la Revolución con el personaje central siendo Zapata. Además hay una sala para exposiciones.

Ayuntamiento de Cuautla

El Palacio Municipal de Cuautla, cuya fecha de construcción se desconoce, está dentro de la declaratoria de Zona de Monumentos Históricos, decreto que fue establecido por el entonces presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa el 28 de noviembre del 2012.

Como parte de su historia se sabe que el palacio municipal fue incendiado por las fuerzas zapatistas en mayo de 1911; además de que se observa que la parte superior del balcón central permanece la campana Nuestra Señora de Dolores, la cual fue una de las que se utilizó en el sitio de Cuautla de 1812.

Este edificio histórico resultó gravemente afectado por el sismo del 19 de septiembre del 2017, lo que hizo que fuera necesaria su evacuación debido al peligro de un colapso. Durante 2020 se llevó a cabo la rehabilitación del inmueble en una primera etapa, siendo principalmente para intervenir lo que se conoce como Plazuela de La Esperanza para habilitar oficinas municipales, asimismo, en la segunda planta se arreglaron otras oficinas para regidores, sin embargo, aunque se anunció que dentro del Programa Nacional de Reconstrucción hay un recurso asignado para una segunda etapa de intervención, hasta el momento no se hay fecha para el inicio de los trabajos.